martes, 16 de octubre de 2007

Los colorados metieron la plancha

De a poquito se está empezando a sentir ese olor a lucha electoral. Ese olor a cartelería callejera por doquier que no limpian nunca más (tengo un cartel de Vaillant por el Partido Colorado en la esquina de mi casa y no es joda), ese olor a políticos cantando con cara de "miren lo que tengo que hacer para conseguir votos", ese olor a omnibuses repletos de gente tan paga como desconcertada pero revoleando banderas de quién sabe qué Partido. Y el olor vino desde el Partido Colorado, con la aparición del Movimiento Plancha en el escenario político (en todos los demás escenarios ya estaba presente). Los Planchas se van a incorporar, con la lista 666, al Foro Batillista y su líder, José "El Peluca" Valdéz, ya hizo su carta de presentación: dijo que quería volver a los "viejos valores", no robando en el barrio y evitando la violencia hacia las personas ancianas. Parece que no están en desacuerdo con robar fuera del barrio propio, a cualquiera que camine sin bastón. Si bien los colorados están haciendo lo imposible por no repetir lo que fue la peor votación de su historia, tuvieron que agarrar a "El Peluca" y decirle: "A ver, peluquita querido, tratá de aclarar un poco esto que dijiste porque todo bien con sumar gente y votos pero si decis que no vas a robar en tu barrio ni a los viejos estamos perdidos; por más que muchos de esos viejos seguramente sean colorados."
"El Peluca" salió a rectificarse y dijo que no sabía expresarse bien. Que lo habia hecho de bruto.
Bien, aceptamos su rectificación. Eso sí que es nuevo en la política. Muchos políticos conseguirían votos (en cualquier Partido) si salieran a rectificarse de algún error.
Por más surrealista que suene esta situación en la política uruguaya, creo que es normal, y hasta lógico que suceda. El Partido Colorado está muy lejos de pelear una elección, y el poco electorado que tiene se está muriendo por una simple cuestión natural: son viejos. De manera que lo que hoy son planchas, pudieran haber sido neo-nazis, ex jugadores de paddel, tupamaros resentidos con Mujica, o lo que sea. Todo sirve para los colorados. Igualmente, mostrarse ahora como abiertos, es una muestra de desesperación de lo más explícita. Porque tienen una historia atrás que no los pinta como los más tolerantes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.