miércoles, 18 de mayo de 2016

Códigos penales

La presión y la marca son determinantes en cualquier partido de fútbol. De eso depende recuperar la única pelota con la que se juega. Hacerlo sin cometer una falta forma parte de la pericia en la marca. Y más precisión y destreza se precisa adentro del área, donde la falta le da un penal a tu rival, y un riesgo grande de recibir un gol. Además, hay jugadores que, por su talento o peligrosidad, generan en quienes los marcan una presión adicional que se traduce en faltas torpes o inentendibles adentro del área.

Así y todo, torpeza, nervios o impericia mediante, es en el equipo que recibe la falta que recae la responsabilidad de materializar el penal en una ventaja en el marcador. Un tiro a 11 metros del arco con un golero que tiene más para ganar que para perder; el gol es lo esperable.

De bancarse esa presión de ir "de banca" a patear penales se explican varios de los últimos logros deportivos de la actual selección Uruguaya, otros de selecciones menos recordadas, y tantos otros de clubes uruguayos en triunfos internacionales. 

Que se genere una rosca humorística en redes por los penales a favor de Nacional puede ser entendible y hasta natural. Pero que de eso se nutran y "contagien" medios que cubren fútbol y propios protagonistas como el Polilla Da Silva, habla de falta de respuestas para explicar el juego. Ayer martes el diario La República hizo un informe detallando los puntos que no tendría Nacional si no le hubieran cobrado los penales (y convertido esos goles). Una estadística en base a "lo que hubiera pasado si". Como si estar dentro del área y recibir una falta significara más un regalo y no un derecho ganado para tener una chance clara de gol. Hablamos además de cuestionar el valor de una regla del juego. Lo de La República es una intención de generar repercusión, audiencia, venta de diarios, disfrazada de contenido periodístico a partir de un tema/chiste que está instalado en la opinión pública.

Hoy miércoles Jorge Da Silva dijo: "En 12 fechas recibimos 11 goles y 6 fueron de penal"...Jorge, aún con medio campeonato uruguayo en el bolsillo, trabajar para entender por qué cometen penales tus jugadores seguro permitirá levantar la copa con mayor honestidad y libertad; imponer solapadamente la posibilidad de que los penales en tu contra sean injustos, solo por el hecho de la polémica natural que implica cobrar un foul adentro del área, es, al menos, cobarde.

Cobrar un penal depende de la capacidad del juez, pero hacerlos, convertirlos y errarlos es trabajo de los jugadores. Esquivar a esa responsabilidad suena a no querer entender por qué me hacen goles.


No hay comentarios: