lunes, 27 de octubre de 2014

El triunfo del FA y la encuestitis

Poco cambió el comportamiento electoral en 5 años. Sí puede decirse que la mayoría del país avala los 10 años de gobierno de izquierda, y que Uruguay sigue partido al medio y con un giro leve hacia la izquierda. Lo que ha cambiado, y lamentablemente para peor, es que las ciencias sociales (funcionales y necesarias en cualquier colectivo) están cada vez más contaminadas y esclavas de la lucha comercial creada por los medios; guerra obviamente amparada por el mundo de la primicia, de la desinformación al instante. ¿El resultado? Errores graves respecto a las cifras finales, que no son nuevos pero cada vez más generalizados.

La competencia entre las encuestadoras-medios promueve la cultura de la inmediatez, del "antes siempre mejor", y una sobre valoración de la predicción, sobretodo por encima del análisis. Las predicciones son un veneno muy rico. Son adictivas para nosotros (la masa) y eso los canales y las encuestadoras lo saben. La competencia despiadada entre canales-encuestadoras hacen que, por un lado traten de diferenciarse en sus números, y por otro hacer de la predicción el valor máximo para hablar de una elección. Pierde la reflexión, y se despierta desconfianza en la ciencia política. Así pierde la democracia. En un mundo donde la tecnología ya nos acostumbró a no esperar para recibir información, que eso afecte a la propia academia no suena ilógico pero duele.


No hay comentarios: