martes, 16 de julio de 2013

Relato oculto, vicio oculto

Escucho otra entrevista a Víctor Hugo y me duele que la intención vanidosa de Haberkorn de querer dar clases de ética con el libro Relato Oculto, tenga éxito.

Se pretende que Victor Hugo acepte las grandes contradicciones que tuvo durante su vida con su discurso ideológico. No. Nunca lo va a hacer. Además, veo muy discutible el valor periodístico de las contradicciones que demostró el libro. ¿Por qué no preguntarle a VH sobre la intención del libro y los egos de los periodistas? Pienso que el libro es resultado de una lucha de egos enmascarada en una investigación periodística que (supuestamente) nos entrega grandes revelaciones de interés público, cuando la postura honesta de sus autores (se suma Luciano Álvarez) es muy mesiánica, desde un lugar inmaculado. Nadie está limpio. A pesar de ser un excelente periodista, Haberkorn también cometió errores y tiene contradicciones en su carrera. Será porque es humano. Pero seguro nadie venderá muchos libros si se encarga de reunir toda su historia para contarla. Además de que no tendría un interés público. Pero claro, Victor Hugo vende y mucho. Me duele también porque aprendí mucho con Haberkorn pero imagino que sabiéndose uno tan bueno en lo que hace, debe ser difícil y constante la lucha contra el ego. A veces creo que Haberkorn sale perdiendo en esa pelea.

No hay comentarios: