jueves, 13 de junio de 2013

Sí a la Vida, No a los "remedios mágicos"

El argumento "la marihuana es una bosta" es tan cegado como el de "Sí a la vida". Las drogas existen y los abortos también. Hay que ser muy ingenuo, ciego o hipócrita para pensar que van a dejar de existir o que alguien promueve que sigan existiendo. Los efectos colaterales de esas bostas son los que se tratan de evitar. Desigualdades y división social, muertes por la guerra sanguinaria del narcotráfico o un mercado de adictos funcional a ese narcotráfico. Por las cabezas de algunos de los que argumentan así podrían pasar estas ideas inconscientemente: "Yo le digo Sí a la vida y por suerte si mi nena quedaba embarazada antes de la Ley tenía los 600 dólares para la Clínica. Y me tomo un whisky cuando llego a mi casa. Y mañana también. Porque el alcohol no es una bosta. No destruye familias. Y la verdad no tengo idea cuántos de los presos que "viven" en uno de los infiernos de cárceles que tenemos son por delitos relacionados con las drogas".


No hay comentarios: